Paso a paso cómo preparar un desmaquillante casero

Paso a paso cómo preparar un desmaquillante casero

0 165

Si utilizamos maquillaje a menudo, una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestra piel es utilizar un desmaquillante que nos permita eliminar todo rastro de estos productos. Hay diferentes formas de preparar un desmaquillante casero: hoy te vamos a mostrar una receta de toallitas desmaquillantes, otra de desmaquillante de ojos, una de rostro y finalmente de limpiador de brochas.

 

desmaquillante casero

Toallitas desmaquillantes caseras

Las toallitas desmaquillantes caseras son una buena forma de eliminar el maquillaje del rostro sin necesidad de frotar demasiado la piel, además de dejar la piel levemente hidratada.

La forma de hacerlo es fácil: consigue algún recipiente con tapa, donde puedas poner la cantidad de toallitas de cocina necesarias para una semana de tratamiento, cortadas la mitad. Añade a estas toallas 2 tazas de agua tibia con un par de cucharadas de aceite de coco y un poco de aceite de árbol de té.

Desmaquillante de ojos

Para hacer este desmaquillante de ojos necesitas:

  • 2 cucharadas de aceite de hamamelis
  • 2 cucharadas de aceite a elección
  • 2 cucharadas de agua filtrada

Añade todos los ingredientes en un recipiente y luego agita bien antes de usarlo. Puedes aplicarlo directamente sobre los ojos con los dedos, aunque será más práctico si lo haces con un algodón.

Desmaquillante para el rostro

El mejor desmaquillante -y también tiene efecto de limpieza de la piel- es el método de los aceites. Suena un poco extraño que se pueda limpiar así, pero es un hecho que funciona. Solo es una mezcla de dos aceites: aceite de oliva virgen extra y aceite de castor.

Para quitar el maquillaje debemos aplicar la mezcla de los dos aceites en la cara seca y frotarlo suavemente. Luego empapar un paño limpio en agua tibia y coloca sobre el rostro, dejando un minuto para que enfríe completamente.

Desmaquillante de brochas

Las brochas o pinceles se utilizan para maquillar el rostro y, lógicamente, se ensucian con pintura. Por eso es necesario que las limpiemos bien, y siempre podemos escoger un limpiador de pinceles natural. Para esto necesitarás:

  • 1 taza de agua destilada
  • ¼ taza de alcohol
  • ½ cucharada de detergente de platos
  • ½ cucharada de shampoo para cabello normal a graso
  • 1 cucharada de acondicionador
  • Una botella con spray

Combina todos los ingredientes y colócalos en el recipiente. Moja un papel con el líquido y limpia tus pinceles con él.

SIMILAR ARTICLES